top of page

¿Batallas con tu peso o tienes problemas de sobrepeso? By Dr. David Garita


¡¡ANTES DE CONTINUAR O COMENZAR A TOMAR PROBIÓTICOS NECESITAS LEER ESTO!!


Si tus probióticos son algo habitual en tu rutina diaria, entonces querrás leer el resto de esto…


No me malinterpreten, son buenos para ustedes (LA MAYORÍA DEL TIEMPO).


Pero en casos como cuando batallas con tu peso realmente hay que tener cuidado.


Esto es lo que quiero decir…


Si estás planeando, o ya te encuentras tomando probióticos y estás lidiando con la hinchazón, el estreñimiento, el aumento de peso o incluso la confusión mental, ¡lee esto de inmediato! Los probióticos agregan buenas bacterias a tu intestino, sin embargo, es posible que solo ayuden temporalmente porque no llegan a la raíz del problema.


La mayoría de las personas tienen más bacterias malas que bacterias buenas, lo que puede causar aumento de peso, antojos de comida chatarra e incluso una barriga más grande.


Hay alimentos que alimentan a las bacterias buenas y hacen que se apoderen de las bacterias malas, así que…


Nota: Si actualmente tienes un promedio de 1 o menos evacuaciones intestinales por día, entonces necesitas leer esto.


Algunas personas hacen ejercicio todos los días y comen una dieta vegetariana saludable y baja en grasas, ¡y no pueden perder peso! ¿Te suena familiar?


30 años de investigación muestran que, si haces lo correcto, te sentirás más inteligente, perderás peso, disfrutarás de una digestión más fácil, tendrás una piel con aspecto de radiante, controlarás los antojos de alimentos que engordan, tendrás más energía, vivirás más tiempo y te sentirás décadas más joven.


Entonces, si actualmente presentas problemas digestivos, aumento de peso, pérdida de memoria, problemas hormonales, brotes en la piel, falta de concentración, poca energía, ¡presta mucha atención!


Para comenzar este artículo voy a mencionar 4 alimentos saludables falsos: Comida Saludable Falsa #1: Tomates


Los tomates contienen una gran cantidad de lo que se llama lectinas, que son proteínas vegetales, que hacen estragos en el estómago de los animales y los insectos, estas lectinas pueden penetrar la pared de nuestros intestinos, causando lo que se llama intestino permeable, que puede provocar indigestión, problemas de piel y problemas en las articulaciones


Según estudios recientes, «Simplemente eliminar los alimentos que contienen lectinas y reemplazarlos con aceite de oliva, verduras frescas, carnes orgánicas y algunos suplementos, demostró restaurar la función endotelial, lo que a su vez revierte la presión arterial alta, la diabetes y la obesidad».


Tomates, berenjenas, papas y pimientos, que son todos miembros de las verduras de sombra. En los tomates la mayoría de las lectinas se encuentran en las semillas y la piel, por eso en Italia solo se come la pulpa interior del tomate.


Comida Saludable Falsa #2: Frijoles


Los frijoles tienen la mayor cantidad de lectinas, de hecho, ¿sabías que el 20% de todas las intoxicaciones alimentarias provienen de frijoles poco cocidos? ¿Increíble verdad? Y la razón por la cual es porque los frijoles contienen una cantidad muy alta de lectinas, dependiendo del proceso de cocción, hace que los humanos toleremos mejor los frijoles, sin embargo, eso no significa que sean completamente seguros.


Pero no solo voy a darte malas noticias, el chocolate negro preferiblemente por encima del 85% es saludable para ti ya que contiene una gran cantidad de magnesio que la mayoría de las personas presentan deficiencia.


Comida Saludable Falsa #3: Nuez de la India


La nuez de la India, algunos consideran que no son nueces, sino frijoles, y también contienen lectinas, que son perfectamente expertas en romper el revestimiento del intestino y causar problemas en la piel, y lo mismo ocurre con los cacahuates, porque según los estudios el 94% de los humanos tienen un anticuerpo preformado contra la lactina de cacahuate. Y sin mencionar que las lectinas de cacahuate se han correlacionado con el cáncer de colon.


Las nueces, los pistachos y las nueces de Macadamia son mejores opciones, incluso las almendras son una mejor opción, pero no la preferida.


¡El café es un placer maravilloso! ¡El café es bueno para ti siempre y cuando no le agregues nada!


Comida Saludable Falsa #4: Granos (maíz, trigo, arroz centeno, avena y cebada)


En realidad, ¡no hay mejor opción entre el pan integral o el blanco! Por un lado, el pan integral tiene una enorme cantidad de lectinas y por otro lado el pan blanco fue despojado de todos sus nutrientes a través de diversos procesos industriales. ¡Y recuerda que el hecho de que toleres los granos no significa que no te esté haciendo daño en otra parte!


Los granos no solo contienen una gran cantidad de lectinas, sino que también contribuyen al aumento de peso.


Si eliminas completamente los granos de tu dieta, no te sorprendas si te siente más delgado y menos hinchado.


Intenta agregar aceite de oliva extra virgen a todos tus alimentos, porque es una de las grasas más saludables del mundo y contiene ácido oleico y oleocanthal, que son nutrientes que pueden combatir la inflamación.


¡Pero eso no significa que puedas comer pan si lo mojas en aceite de oliva! La inflamación que los granos pueden causar en tu sistema superan los beneficios que te proporciona el aceite de oliva.


Ahora bien, si constantemente tienes antojos de dulces, comida rápida, carbohidratos o cualquier otro alimento, a pesar de que sabes que son malos para ti. ¡En tu estómago es donde comienzan esos antojos! La cuestión es que estás hecho de células, pero ¿sabías que por cada célula de tu cuerpo tienes 9 microbios que NO son humanos? ¡Sí!


Se les llama bacterias, microbios, flora o microbioma. ¡alrededor de 25 billones para ser exactos!


¡Y ahora sabemos que estos microbios son tan importantes para nuestra supervivencia!… ¡como nuestras células humanas! De hecho, ni siquiera podríamos sobrevivir sin ellos, nos ayudan a combatir infecciones, enfermedades transmitidas por el aire. ¡Pero lo más importante es que nos ayudan a digerir lo que comemos!


Obtenemos nuestra primera dosis de flora de nuestras madres si salimos por el canal de parto, así que para mostrarles lo importantes que son, ahora sabemos que los bebés que nacen por cesárea tienen muchas más probabilidades de enfermarse durante los primeros 6 meses de vida. !, ya que no tienen estos microbios críticos que también los ayudan a combatir enfermedades!


«El hecho de que los microbios sean entes individuales… no significa que sean una parte menos fundamental de nosotros».


Ahora, lo más importante de estos microbios es que pueden enviar mensajes… ¡directamente a tu cerebro! Usan las propias hormonas de tu cuerpo para comunicarse directamente con tu neo córtex, y cuando se comunican, ¡tu cerebro escucha! Entonces, en otras palabras, tu cerebro depende de tus microbios para saber qué está sucediendo en tu intestino.


Piensa en tu microbioma como una selva tropical, hay un ecosistema completo de organismos vivos allí abajo… que le llaman hogar a tu tracto digestivo. Y tu cerebro sabe que mantener saludable esta selva tropical es fundamental para mantener tu cuerpo saludable.


Sin embargo, aquí es donde las cosas pueden salir mal… ahora sabemos que los antibióticos no solo matan las infecciones… Una ronda de antibióticos también mata toda la selva tropical de tus microbios intestinales «buenos». Esto es lo mismo que arrojar llamas de fuego de una vez, ¡devastará el bosque por completo! ¿bien?


Ahora, incluso si nunca has tomado antibióticos, ¡también puedes tener problemas si comes carnes convencionales con regularidad!


Los estudios ahora muestran que los antibióticos administrados a los animales de granja se transmiten cuando los humanos los comen. Entonces, cada vez que comes carne no cultivada orgánicamente, esencialmente estás tomando una “dosis baja” de antibióticos… Ahora, no te voy a decir que dejes de comer carne, ¡pero es importante que lo sepas!


¿Conoces el llamado aditivo «saludable» que probablemente esté en tu despensa, que podría ser el resultado de muchos de tus problemas digestivos?


La Universidad de Duke demostró en 2008 que un paquete de Splenda elimina el 50 % de los microbios del intestino. Y Splenda es el edulcorante principal en muchos refrescos dietéticos.


Ahora, quiero que te imagines una selva tropical real, y ahora, imagina un incendio forestal que se avecina y lo aniquila. Entonces, digamos que tomamos algunas semillas de árboles y las plantamos. ¿Cuánto tiempo crees que tardará en volver a crecer un bosque maduro de árboles y plantas? Si dijiste, «mucho, mucho tiempo», tienes razón. Bueno, lo mismo es cierto en tu intestino.


Ahora sabemos que 1 ronda de antibióticos puede alterar tu buena flora intestinal hasta por 2 años. Y también ahora tenemos pruebas científicas de que estos buenos microbios son de vital importancia para el control del peso.


Como ejemplo, H. Pylori se comunica con tu cerebro sobre una cosa en particular… y son tus niveles de Ghrelin (hormona del hambre), ¡es lo que le dice a tu cerebro que tienes hambre!


Cuando te levantas por la mañana y quieres desayunar, es porque tus niveles de Ghrelin son altos. Y después de comer, tus niveles de Ghrelin bajan. Y lo que envía la señal a Ghrelin para bajar, es el buen microbio, H. Pylori.


Sin embargo, en la sociedad actual, ¡no todos tienen el microbio H. Pylori! De hecho, ahora menos del 6% de los niños dan positivo para H. Pylori. ¿A donde se fue? En la mayoría de los casos, los antibióticos lo eliminan, por lo que cuando alcanzan los 15 años de edad, la mayoría de los niños han recibido varias rondas de antibióticos para tratar diversos padecimientos.


Esto puede explicar el aumento de los niveles de obesidad infantil… Y esto ha estado sucediendo durante décadas, muchos de estos niños son adultos hoy en día, lo que significa que tenemos toda una generación de hijos de niños que crecen sin H. Pylori, para regular la grelina gástrica…


Y cuando tu Ghrelina no está regulada, nunca te sientes lleno. Sientes hambre durante más tiempo y comes más de lo que deberías. Esta es una clara evidencia de que la falta de buenos microbios podría estar haciéndote subir de peso.


Y para empeorar las cosas en tu intestino también viven lo que llamo microbios malos como levaduras, hongos, mohos y bacterias. Un ejemplo es la cándida, y es perfectamente normal tener algunos «bichos malos» porque así es como funcionan los ecosistemas y, normalmente, los microbios buenos mantienen a raya a los microbios malos. Pero… cuando acabamos con nuestros buenos microbios con antibióticos, o Splenda, o comemos carnes tratadas con antibióticos… los microbios de malos se vuelven locos.


¡Y pronto se hacen cargo!


¿Cómo puede esto afectar aún más tu control de peso?


Bueno, … los microbios malos también pueden enviar mensajes a tu cerebro. Ellos secuestran tu nervio vago… que es la conexión directa entre tu intestino y tu cerebro. Y comienzan a enviar mensajes a tu cerebro… para que comas los alimentos que ellos quieren comer… y a estos microbios malos les encantan los azúcares, carbohidratos refinados, alimentos procesados, en otras palabras, ¡todo lo que nos hace subir de peso! ¡Le dicen a tu cerebro que los alimentes con más basura!


Si te vez buscando pastas, panes, azúcares y dulces… O has dicho «sí» a un postre, cuando sabes que deberías haber dicho que no… No es tu culpa, y no estás solo.

Investigadores de UC San Francisco, la Universidad Estatal de Arizona y la Universidad de Nuevo México coincidieron unánimemente en esto: “Los microbios influyen en el comportamiento alimentario humano y las elecciones dietéticas para favorecer el consumo de los alimentos particulares en los que ellos crecen mejor. En lugar de simplemente vivir pasivamente de los alimentos que elegimos para enviarles”.


Así que si alguna vez te has dicho que hoy voy a comer bien… y luego cediste y comiste algo que no debías… ¡ahora sabes por qué! Este mensaje es irresistible, y cuanto más mala comida les das, más insaciables se vuelven.


Azúcares, Carbohidratos, Frituras, Comida Rápida, Dulces, Pastas, Pizza, Papas Fritas, Refrescos, Galletas. ¡Hay literalmente trillones de estos microbios malos que dictan lo que ellos quieren comer que son siempre alimentos malos!


“Las bacterias dentro del intestino son manipuladoras. Hay una diversidad de intereses representados en el microbioma, algunos alineados con nuestros propios objetivos dietéticos y otros no”


Y, por supuesto, cuanto más comen los microbios dañinos… más se reproducen… Si no se controlan, pueden comenzar a salir de tu tracto digestivo hacia otras áreas de tu cuerpo… Lo que puede resultar en todo tipo de problemas… desde infecciones por hongos, a brotes de la piel, flatulencia, distención abdominal, hasta la indigestión… Y, por supuesto, al aumento de peso.


Como ejemplo, Methanobrevibactersmithii es un microbio relacionado con el aumento de peso, la investigación muestra que las personas con sobrepeso tienen más probabilidades de albergar esta bacteria en sus intestinos.


Ahora, hay una buena noticia: ¡se puede arreglar!, se pueden todos los problemas causados por los microbios dañinos, incluyendo cualquier antojo que puedas tener por alimentos que pueden hacerte subir de peso…


No tienes que matar a los microbios malos… Solo necesitas nutrir a tus microbios buenos. Y ellos mismos cuidarán de su “casa” allá abajo. De hecho… ¡es sorprendente cómo simplemente darles a tus microbios buenos el apoyo adecuado puede hacer que los microbios dañinos desaparezcan!


Una vez que se restablece el equilibrio microbiano, los pacientes con frecuencia nos informan que sus problemas digestivos, como la distención abdominal, gases y las incomodidades que presentaban posterior a sus comidas, desaparecen.


Por lo tanto, debemos incluir prebióticos que hagan que nuestras bacterias benéficas vuelvan a florecer… Para que puedas comenzar a sentirte mejor, metabolizar tus alimentos correctamente y te resulte más fácil controlar tu peso. ¡Esto significa que tus microbios benéficos todavía están en tu sistema, pero en cantidades bajas y escondidos! Es posible que se hayan debilitado por los antibióticos y la mala alimentación, o incluso por el hambre.


Ahora, los prebióticos no deben confundirse con los «probióticos», de los que quizás hayas oído hablar.


Los probióticos son bacterias beneficiosas, algo así como los buenos microbios que ya tienes en tu intestino. Trabajarán junto con tus propios microbios, para ayudar a mantener a raya a los microbios dañinos.


Sin embargo, hay algo sobre los probióticos que debes saber… ¡son buenos microbios, pero no son tuyos! Y no son tan beneficiosos como los tuyos. Pasan un par de semanas en tu intestino y luego se van.


¿Por qué se van?


Bueno, una de las razones es porque… no tienen nada para comer. Esta es la razón por la que tomar probióticos, sin tomar también prebióticos, es un gran desperdicio… Si has probado los probióticos y no has sentido ningún resultado favorable, esta podría ser la razón.


Es como plantar árboles, sin darles agua ni fertilizante.

Ejemplos importantes de prebióticos:

* Goma de acacia

* Inulina de agave

* Semilla de lino

* Galacto-oligosacáridos

* Goma de guar

Espero y hallas disfrutado de este articulo y se gustaría conocer mas y resolver tu condición o la de una persona cercana, comparte este articulo y búscanos!!


 ¿Qué puedo hacer para resolver mis problemas o prevenirlos?


1. Acude con un Quiropráctico Correctivo Funcional que entienda la importancia de la Biomecánica de la relación de tu Columna y tu Sistema Nervioso Central con todo tu organismo.


2.  Toma conciencia en cuanto a tu estilo de vida alimentario, resuelve alergias, intolerancias, hipersensibilidades alimentarias, bloqueos metabólicos, etc.


3.  Evita alimentos procesados de la industria.


4.  Procura comer productos libres de pesticidas o genéticamente modificados.


5.  Resuelve temas emocionales, conflictos, etc. que puedas estar acarreando por medio de meditación, introspección, etc.…


6.  Procura ejercicio apropiado.


7.  Duerme y Descansa de una manera reparadora.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


especialistas en monterrey N.L. Mexico
bottom of page