top of page

¿El teflón de mi sartén me esta envenenando?


En la actualidad, más de 200 científicos de renombre están haciendo sonar la alarma sobre los peligros de las sartenes antiadherentes, creen que puede haber vínculos con el cáncer, el hipertiroidismo, las enfermedades autoinmunes y la obesidad en el ingrediente Nº 1 de los sartenes antiadherentes, EL TEFLÓN. 


Si usted o alguien de su familia está usando una sartén antiadherente para cocinar sus comidas, lea cada palabra de este artículo para ver cómo podría estar dañando su salud.


A continuación, lo que le voy a contar puede resultar bastante molesto…

Cada vez existen más pruebas científicas de que podría estar envenenando lentamente a su familia.


Es uno de los mayores escándalos desconocidos del siglo XXI.


Algo que miraremos hacía atrás en los próximos años y diremos «¿Cómo diablos permitimos que se salieran con la suya?».


Pero si lee esto hasta el final, tiene la oportunidad de estar en el 1% que está poniendo la salud de su familia en primer lugar.


Porque al informarse con este conocimiento, podrá eliminar esta toxina potencialmente letal de tu casa de una vez por todas.


Conocerá, que los ingredientes principales en los sartenes antiadherentes de teflón son algo llamado sustancias polifluoroalquiladas de PFAS para abreviar. He incluso es posible que se haya enterado que recientemente se prohibió un tipo de PFAS, llamado PFOA (ácido perfluorooctanoico).



Sin embargo, esto no ha hecho ninguna diferencia y en realidad es escandaloso en sí mismo.


Porque lo que quizás no sepa es que las compañías involucradas simplemente modificaron la molécula y usaron un nuevo tipo de PFAS no probado.


Si utiliza sartenes antiadherentes de teflón o T-fal para cocinar, lo más probable es que esté lleno de PFAS.


De hecho, casi todos los utensilios de cocina negros antiadherentes usan PFAS de alguna forma. Y la comunidad científica internacional está cada vez más alarmada de que estas sustancias estén vinculadas a:

• Defectos de nacimiento

• Hipertiroidismo

• Enfermedades autoinmunes

• Cáncer testicular y renal

• e incluso la obesidad



De hecho, 266 científicos de renombre internacional se han unido y han pedido a los gobiernos que prohíban estas sustancias hasta que se realicen pruebas rigurosas.


Se llama la “declaración de Madrid.” Y se hace eco de los gritos de la comunidad científica internacional en el pasado que cayeron en oídos sordos.


Estos mismos científicos se unieron contra el peligroso flagelo del asbesto solo para que les dijeran que estaba bien. Y años después supimos que causaba un tipo mortal de cáncer de pulmón llamado mesotelioma y que era incurable.


También se unieron e hicieron un llamado para dejar de fumar, pero las compañías tabacaleras pagaron a los médicos para que dijeran que en realidad era bueno para uno. Ahora se ha demostrado que fumar es una de las cosas más mortales que se puede hacer.


También le dijeron al mundo que dejara de usar CFC (productos aerosoles) porque están contribuyendo y dañando a nuestra atmósfera.


Ahora creen que la creciente evidencia en contra de los productos antiadherentes es demasiado abrumadora para ignorarla.


Desde hace años, hay pruebas muy sólidas de que lo mismo esta sucediendo por el uso de estos sartenes en que cocina su comida y podría ser:

  • Qué esta envenenándole lentamente.

  • Causando crecimientos cancerosos en diferentes regiones del cuerpo.

  • Haciendo que su sistema inmunológico se vuelva contra sí mismo.

  • Y contribuyendo a que su metabolismo se vuelva más lento, lo que significa que no importa lo que coma, no hay posibilidad de perder peso.

Si usted es como yo la primera vez que descubrí esto, es posible que esté sorprendido e incrédulo, sin embargo, puede averiguarlo por si mismo.


El teflón se creó en un laboratorio en 1938, justo al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. En ese momento, se estaba analizando cualquier nuevo avance tecnológico para intentar afianzarse en la Segunda Guerra Mundial. Las consecuencias inmediatas ni siquiera fueron una consideración a la cual prestaran atención. Originalmente, al buscar nuevos gases para usar en los refrigeradores, el Dr. Roy J. Plunkett descubrió el teflón por accidente. Descubrió que un gas en particular, el PTFE, en realidad se secó en un vial de vidrio en el que estaba almacenado. Este residuo seco resultó ser la sustancia más resbaladiza y resistente a la corrosión conocida por el hombre. 


Esta resistencia a la corrosión es exactamente la razón por la que los PFA se conocen como «EL QUÍMICO PARA SIEMPRE». Simplemente no se descomponen y permanecerán en tu cuerpo hasta el día que mueras. El avance rápido hacia la Segunda Guerra Mundial y resulto ser que el teflón tendría un papel fundamental. Era tan resbaladizo y resistente a la corrosión que era perfecto para la bomba atómica. Para proteger ciertas partes mientras están en contacto con los productos químicos tóxicos que contienen. Pues resulta que el teflón es muy duradero.


Sí, los materiales tóxicos en la bomba atómica no pueden descomponer los PFA, ¿qué cree que sucede cuando estas sustancias ingresan a su cuerpo?

Al igual que el asbesto, el cuerpo simplemente no puede descomponer estas partículas, y permanecen en el cuerpo por el resto de su vida 


Pero ¿Cómo pasamos de la bomba atómica a las cacerolas que actualmente están en su cocina?


Pues resulta, que poco después de la guerra, el gigante químico Dupont se dio cuenta de que los PFS serían una excelente manera de hacer un sartén antiadherente que llegara al hogar de todas las familias y así lograr un mayor margen en sus ganancias. Registraron los PFA bajo las marcas con las que la mayoría de la gente ahora está familiarizada, Teflón y T-Fal. En comparación con cualquier otra sartén de la época, las sartenes de teflón eran muy superiores.


El teflón fue anunciado como el material milagroso. Más fácil de limpiar, se necesitaba menos aceite y la comida no se pegaba a la sartén. Las ventas de productos de teflón se dispararon. Las ganancias se dispararon. La compañía comenzó a clasificarse en hasta mil millones de dólares en ganancias al año. Pero había un lado oscuro…



En lo más profundo de las fábricas de Dupont, donde se fabricaba teflón, la gente comenzaba a enfermarse…


Los trabajadores de la fábrica lo llamaron «gripe de teflón».


Horribles síntomas similares a los de la gripe que los enfermaron con escalofríos, fiebre y dolores de cabeza durante días.


Solo unos pocos vapores de humos tóxicos que salen de la línea de producción serían suficientes para que los trabajadores enfermaran. El nombre técnico es fiebre de humos de polímeros y solo ahora está empezando a estar bien documentado.


La cosa es que, cuando se calienta a más de 300º C, los PFA emiten humos tóxicos que son dañinos para los humanos, lo que lleva a los horribles síntomas enumerados anteriormente. Los síntomas de la gripe no suenan tan mal hasta que te das cuenta, eso es solo por lo grandes que somos los humanos. Serios daños todavía están ocurriendo. A otras especies con pulmones más pequeños, esto les causa tanto daño que los lleva a la muerte. Las aves que comúnmente tiene la gente en su casa en particular, hay docenas de casos de aves mascotas que se desploman en sus jaulas debido a los vapores emitidos por las sartenes de teflón.


Aquí hay algunos informes de revistas científicas que reportan esto:

⇒ Se precalentaron cuatro quemadores de estufa, subrayados con bandejas de goteo recubiertas de teflón, en preparación para la cena de Acción de Gracias; 14 pájaros murieron en 15 minutos.

⇒ Se colocó una bandeja para hornear antiadherente debajo de la parrilla del horno para atrapar las gotas; 107 canarios murieron.

⇒ Agua hervida de una sartén caliente; más de 55 pájaros murieron.

⇒ Se usaron simultáneamente un sartén eléctrico a 300º F y un calefactor; pájaro mascota murió.

⇒ El agua calentada para el chocolate caliente se evaporó por completo; pájaro mascota murió.

⇒ Parrilla en estufa de gas utilizada para preparar alimentos a temperatura normal; dos pájaros murieron en dos ocasiones distintas.



El hecho de que los humanos no mueran cuando se exponen a los vapores de polímeros (lo que podría estar haciendo cada vez que cocina) no significa que no esté causando un daño permanente a sus pulmones.


Si es suficiente para matar pájaros, es posible que esto esté causando un daño real a sus pulmones… y, francamente, el hecho de que los pájaros se desplomen es suficiente para saber que el teflón no es seguro en mi comida.


Pero eso es solo el comienzo, la alta exposición repetida a los PFA conduce a todo tipo de otras enfermedades y enfermedades. Y la parte conmovedora es que Dupont (los fabricantes de teflón) lo han sabido durante años…

“Esto es malo”, palabras de Bob Billott. «Algo realmente malo está pasando aquí».



Bob Billott, un abogado corporativo convertido en activista ambiental y defensor de los derechos de los residentes que viven en Parkersburg, la ciudad más afectada por el flagelo de las PFA. A el no le importa mucho si ha hecho enemigos a lo largo de los años de su carrera profesional. “He estado lidiando con esto casi tres décadas”, dice. “Realmente no puedo preocuparme por si le gusto o no a la gente del otro lado”.


Y es un buen trabajo para todos los estadounidenses que haya peleado la buena batalla… Porque sin Billott, existe una gran probabilidad de que estos químicos peligrosos se hubieran mantenido en secreto por muchos años más.


Bob Billott, se involucró por primera vez con PFA y Dupont cuando el Sr. Wilbur Tennant entró en su despacho de abogados de Cincinnati con una caja llena de viejas videograbadoras. lo que contenían estas cintas era información impactante.


Wilbur Tennant era un granjero lechero de segunda generación, había criado una pequeña manada de 200 cabezas de ganado, pero comenzaron a morir en circunstancias espantosas y misteriosas. Tuvo casi 100 terneras y casi 50 vacas que murieron en menos de dos años. Y nadie le podía explicar lo que estaba pasando y por qué…


Pero el Sr Tennant creía que se debía a la escorrentía de la fábrica de Dupont que fabricaba teflón. El Sr. Tennant mostró vacas con dientes horriblemente ennegrecidos. Muchos animales simplemente se desplomaban y morían en medio del pasto sin previo aviso y Wilbur no pudo encontrar ningún veterinario local dispuesto a hacerles autopsias”. No podemos meternos en ninguno de esos asuntos contra Dupont, dijeron, demasiadas personas aquí en Parkersburg están empleadas por ellos. “Perderíamos todo nuestro negocio”.


Así que Wilbur decidió hacerlo por él mismo. Encontró todo tipo de tumores extraños verdes y negros en el hígado, el corazón, el estómago, los riñones y la vesícula biliar. Órganos anormalmente grandes, olores antinaturales. ¡Lo cual no estaba nada bien!


“Ni siquiera me gusta cómo se ven”, dice. «No se parece a nada de lo que haya visto con anterioridad».



El Sr. Wilbur Tennant era un hombre que había estado criando y matando vacas toda su vida. Vio vacas con colas de hilo, pezuñas deformes, lesiones gigantes que sobresalían de sus pieles y ojos rojos y hundidos; vacas con diarrea constante, babeando con una baba de consistencia de pasta de dientes, tambaleándose como borrachos. Tennant siempre se acercaba a los ojos de sus vacas. “Estas vacas están sufriendo muchísimo”, decía, mientras un ojo triste y parpadeante llenaba la pantalla.


“Si vieras a estos animales con tumores, con los dientes negros consumiéndose, y están parados en agua blanca, repentinamente espumosa, y pudieras verla salir directamente de la fábrica de teflón”, estos animales estaban destinados a estar parados en la corriente de algo en lo que se cocina.


Seguramente esto no debería ser tan tóxico que está causando todos estos problemas.


“Quiero decir, fue, al menos para mí, bastante obvio que había un problema aquí”, dijo Billott.


Billott tomó el caso y comenzó a indagar en lo que sería el mayor caso de corrupción corporativa en curso de su vida.


Resultó que algunos años antes de que las vacas de Wilbur Tennant murieran en circunstancias misteriosas, la sección de tierra al lado de su granja había sido vendida a Dupont.


Dupont decidió que este sería el lugar perfecto para tirar los desechos tóxicos de PFA de los procesos de fabricación de sus utensilios de cocina. Lo llamaron Dry Run Landfill, después de que el arroyo que lo atravesaba estaba río arriba de la granja Wilbur Tennant.


Entonces Bob Billott conectó los puntos, esta debe haber sido la razón por la cual las vacas se enfermaban tanto. Solicitó una revisión por parte de Dupont, para ver si pensaban que estaría causando algún daño a los animales.


Dupont envió a tres de sus propios científicos. Entonces, no fue una sorpresa cuando el informe que enviaron descubrió que no habían hecho nada malo. Le dijeron al Sr. Tennant que era simplemente por causa de una mala crianza y que debería cuidar mejor a sus vacas. Aquí estaban afirmando que el Sr. Tennant no sabía criar vacas. Algo que había estado haciendo toda su vida. El Sr. Tennant estaba furioso y encendió un fuego dentro de su abogado Bob Billott. Y juro que iba a investigar hasta llegar al fondo de esto. Y decidió llevar a Dupont a los tribunales. “David contra Goliat”.


Le pidió a Dupont todos los archivos que tenían relacionados con las PFA. Se negaron rotundamente, por lo que Billott presentó una orden judicial. En un acto de pura intimidación, Dupont le envió un camión cargado de documentos, 110 mil documentos en total. La mayoría de los abogados habrían renunciado, pero no Bob Billott. Colocó sábanas e hizo un espacio para descanso en el suelo de su oficina, se pasaba días enteros allí a la vez sin dejar la oficina y escritorio salvo para ir al baño. Su asistente le traía el almuerzo y cafés para mantenerlo despierto. Estaba constantemente cansado… Oscuras ojeras se formaban alrededor de sus ojos, el trabajo lo estaba matando. Encontró en esos papeles lo que Dupont había sabido todo el tiempo, que sus efectos tóxicos ya desde los años 60 y que estaban realizando estudios médicos clandestinos secretos. En 1961 encontraron que aumentó sustancialmente el tamaño de los hígados en ratas y conejos. Un año después descubrieron que tenía el mismo efecto en los perros. El PFOA se unía al plasma en el torrente sanguíneo e invadía todas las células del cuerpo. En 1970, Dupont se dio cuenta de que muchos de los trabajadores de su fábrica tenían niveles elevados de PFOA en el torrente sanguíneo, pero lo mantuvieron en secreto. Luego, en 1981, 3M, uno de sus socios fabricantes, les dijo que habían descubierto que la sustancia causaba defectos de nacimiento en ratas.


Dupont probó a los hijos de empleadas embarazadas en su división de teflón, de siete nacimientos, dos tenían defectos oculares. Fue por esta época cuando nació Bucky Bailey. Y Bucky estaba aburrido con un ojo que estaba severamente fuera de lugar en su rostro y tuvo que someterse a casi 40 cirugías a lo largo de su vida. La madre de Bucky Bailey estaba en la línea de teflón, estaba rodeada de muchas PFA. Nuevamente, Dupont mantuvo esta información completamente en secreto. Los documentos decían abiertamente que Dupont creía que 1 en 150 mil millones de partes era el nivel seguro aceptable para los PFA en el agua. Sin embargo, habían probado abiertamente el suministro de agua en Parkersburg y encontraron niveles 3 veces esa cantidad y lo mantuvieron en secreto y continuaron con su producción y desechos, en otro experimento repugnante, los científicos de Dupont hicieron que los trabajadores fumaran cigarrillos con teflón y encontraron que con el simple hecho de quemar la cantidad de la cabeza de alfiler de teflón podía producir fiebre por el humo de polímero. Los síntomas parecidos a la gripe causados ​​por el teflón.


Puede estar pensando, pero ¿no estoy inhalando vapores de teflón quemados en un cigarrillo? Bueno, piénselo de nuevo porque, como ya es un hecho conocido, solo se necesitan 2 minutos y 44 segundos sorprendentemente bajos para que un sartén alcance esa temperatura. Y si tiene su propio termómetro en casa, puede hacerlo usted mismo. si no, solo confíe en mis palabras, es sorprendentemente rápido y fácil dejar que un sartén de teflón se caliente hasta el punto donde está emitiendo humos tóxicos.


Bob Billott había encontrado todo lo que necesitaba, la plantilla estaba lista… En agosto de 2000, El abogado Bob Billott llamó a los abogados de Dupont, Bernard Reilly, y les explicó exactamente lo que encontró. El juego había terminado y Bernard Reilly lo sabía. Dupont rápidamente llegó a un acuerdo con el Sr. Wilbur Tennant por una gran cantidad de dinero. Bob Billott debería haber estado feliz, había ganado. Pero cuando se acostó esa noche se sintió muy triste, desanimado y decepcionado. Él sabía que nada había cambiado. Al día siguiente, millones de estadounidenses se despertarían y prepararían su desayuno en un sartén que contenía veneno real. Y no había hecho nada al respecto… Iba a seguir luchando, pero había una pregunta candente que necesitaba una respuesta. ¿Cómo se estaban saliendo con la suya con todo esto? Una laguna extraña en la ley de EE. UU. que TODAVÍA está vigente al día de hoy significa que lo que están haciendo es completamente legal. Sí, lo leíste bien.


Debido a una extraña escapatoria con la EPA en otro escándalo gubernamental, todo esto es completamente legal para que Dupont lo oculte.


Esta información es sumamente importante para su salud y la de su familia.


Entonces, lo que Bob Billott descubrió fue que, debido a la Ley de Control de Sustancias Tóxicas de 1976, la EPA solo puede probar productos químicos cuando se le ha proporcionado evidencia de daño. Esto significa que las empresas pueden regularse a sí mismas. Y es la razón por la que la EPA solo ha restringido 5 de decenas de miles de productos químicos que existen en el mercado hoy en día. Pero permitir que las empresas se regulen a sí mismas no es suficiente, como hemos visto y comprobado una y otra vez.


Cualquiera que haya existido el tiempo suficiente para recordar el asbesto sabe que la codicia corporativa triunfa sobre toda moralidad. Para los que no saben…

El asbesto es una sustancia que se ha comprobado que causa un tipo de cáncer que provoca una muerte muy rápida y dolorosa y es incurable. sin embargo, la EPA todavía no ha podido prohibirlo. La industria del asbesto simplemente gana demasiado dinero y puede luchar contra cualquier prohibición en el tribunal de apelación. Entonces, ¿qué posibilidades tiene la EPA contra una empresa como Dupont que genera miles de millones de dólares al año en ganancias solo con este producto? Estas grandes empresas saben exactamente cuánto daño están haciendo y simplemente no les importa. Bob Billott estaba frustrado. Pero no estaba dispuesto a darse por vencido y se le ocurrió una forma ingeniosa de demostrar lo malo que era el PFAO y tratar de prohibirlo…


Primero Billott escribió un memorando de 972 páginas a la FDA explicando exactamente lo que había encontrado. Le tomó cuatro años de lucha, pero esa carta condujo a un acuerdo de $16.5 millones con la EPA. Pero no prohibieron la sustancia en los utensilios de cocina, no había «pruebas suficientes». Billott continuo, y armó una demanda colectiva para la ciudad de Parkersburg. Llevaban años bebiendo agua envenenada, Billott acabaría con eso. Se les pidió a todos los residentes de Parkersburg que se presentaran y donaran sangre. Casi todas las 70.000 personas se presentaron. Durante años, muchos de ellos habían tenido enfermedades misteriosas con mucha más frecuencia que en otros lugares. Cánceres, enfermedades autoinmunes, colitis ulcerosa, problemas de tiroides… Parkersburg estaba plagado de ellos. La gente del pueblo estaba harta de que la trataran como si sus vidas importaran menos que las ganancias. Los datos que se extrajeron de esas 70.000 muestras de sangre tardaron 7 años en procesarse. Pero cuando los científicos terminaron de gastar casi 30 millones de dólares analizándolo, lo que encontraron fue concluyente.



En diciembre de 2011 publicaron sus hallazgos. Definitivamente había un vínculo probable entre el PFOA y el cáncer de riñón, cáncer testicular, enfermedad de la tiroides, colesterol alto, pre eclampsia y colitis ulcerosa. Dupont acordó instalar sistemas de filtración en los sistemas de agua alrededor de Parkersburg. El hallazgo significó que 3535 residentes pudieron presentar demandas por lesiones personales contra Dupont. Sin embargo, finalmente obtendrían justicia por las misteriosas dolencias que sufrían. Dupont decidió jugar sucio. En lugar de resolver la demanda colectiva, decidieron luchar contra los demandantes, uno por uno. Billott estaba determinado, pero a razón de 4 casos por año le iba a tomar hasta el año 2890 para aclarar todos los casos. Afortunadamente no llegó a eso.


El primer caso fue el de una paciente con cáncer de riñón llamada Carla Barlett, el juez le otorgó $1.6 millones de dólares. El segundo caso que fue a juicio recibió $2 millones de dólares. El tercero fue la friolera de $ 12,5 millones de dólares. Luego de esto resolvieron toda la demanda colectiva por $671 millones de dólares. Un gran resultado para Bob Billott… ¿O no? En resumen, no. Cuando se le pidió que dejaran de producir PFOA, el viejo estilo de PFA. Simplemente cambiaron un átomo en la molécula y mantuvieron todo funcionando con algo que es más o menos idéntico excepto por un pequeño ajuste.


Los PFA como clase química, aún no han sido prohibidos y la comunidad científica mundial está muy preocupada….


El PFOA, el polifluoroalquilo más prolífico que Bob Billott incluyó en sus demandas, solo se prohibió a nivel mundial en la Convención de Estocolmo en mayo de 2019. Eso es casi 10 años después de que Bob Billott demostrara por primera vez lo tóxico que era. Y ahora, Dupont simplemente está usando una versión ligeramente modificada que tiene las mismas propiedades que el PFOA y no está regulada en absoluto… Así que toda la historia de terror podría volver a desarrollarse. Entonces, si tiene una sartén de teflón que compró antes de 2019, es muy probable que contenga PFOA que se ha demostrado que es altamente tóxico para los humanos. Pero incluso si ha comprado una sartén de teflón en los últimos 12 meses, eso tampoco es bueno porque los científicos todavía están muy preocupados por eso. Para científicos como el Dr. Grandjean, simplemente no hay suficiente información para saber qué tan intactas están las PFAS de cadena corta en el cuerpo, o si son seguras.


“¿Realmente queremos seguir exponiendo a la población a productos químicos potencialmente tóxicos y simplemente esperar a que el científico encuentre evidencia estadísticamente convincente de que son tóxicos?” dice el Dr. Grandjean.


“Creo que la prevención sería una solución mucho mejor”.


Lo que ella está diciendo es muy claro. A menos que desee que usted y sus seres queridos sean conejillos de indias humanos para la corporación Dupont, una empresa que una y otra vez ha demostrado que tiene un total desprecio por la vida humana al encubrir información dañina, debe alejarse de los utensilios de cocina de teflón como grasas como sea humanamente posible.


El Abogado Bob Billott todavía continua con el caso, está luchando para que estas empresas prueben estos compuestos antes de sacarlos al mercado. Pero hasta que no lo hagan, debes tomar el asunto en tus propias manos.


Mi recomendación como médico:

• De los utensilios y batería de cocina, utilizar sartenes de Acero Quirúrgico, Cerámica, Vidrio, Barro. Nunca utilizar sartenes de Aluminio y / o Aleaciones.

• Palas y cucharas de madera, bambú, cascara de coco.

Comprar utensilios de Bambu https://amzn.to/3kvGkan


-¿Qué puedo hacer para resolver mis problemas o prevenirlos?


1. Acuda con un Quiropráctico Correctivo Funcional que entienda la importancia de la Biomecánica de su Columna y su Sistema Nervioso Central.


2. Tome conciencia en cuanto a su estilo de vida alimentario, resuelva alergias, intolerancias, hipersensibilidades alimentarias, bloqueos metabólicos, etc.


3. Evite alimentos procesados de la industria.


4. Procure comer productos libres de pesticidas o genéticamente modificados.


5. Resuelva temas emocionales, conflictos, etc. que pueda estar acarreando por medio de meditación, introspección, etc.


6. Procure ejercicio apropiado


7. Duerma y Descanse de una manera reparadora.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


especialistas en monterrey N.L. Mexico
bottom of page